Logo Dulce Nombre de María

Las sesiones son individualizadas de 60 minutos de duración. Cuando los niños/as son pequeños los padres están presentes, al llegar a la edad en la que el apego está ya establecido y la presencia de los padres dificulta la buena marcha de la misma, éstos pasan a la sala de observación de Gessell, desde donde unos pulsadores envían señales a la sala de intervención, encendiéndose una pequeña señal luminosa que indica al terapeuta que es lo que los padres desean aclarar. De esta forma, no sólo aprenden los diferentes ejercicios, sino algo mucho más importante, como son estrategias de actuación, que le serán de utilidad a lo largo de toda la vida. Igualmente esta cámara se utiliza para que los profesionales observen también a los padres interactuando con su hijo/a permitiendo modificar actuaciones erróneas de los mismos.

Se realizan también sesiones con grupos pequeños, de niños/as en edades comprendidas entre los 4 y 6 años, para trabajar sobre todo las áreas del lenguaje, habilidades sociales y autoestima.

Abordamos la intervención en el entorno natural de niño/a, yendo al domicilio de éste, también se asesora y visita las escuelas infantiles y colegios donde asisten. Nos ponemos en contacto con profesionales de ámbito sanitario, educativo y social, a fin de coordinar la intervención con el niño y sus familias. Igualmente unificamos criterios con otros profesionales relacionados con materiales y ayudas técnicas que precisen los niños. Estamos en contacto de forma periódica para el asesoramiento y planificación de formas de actuación con diferentes equipos: Centro de Apoyo a la Integración de Deficientes Motóricos, Visuales, Auditivos,...; así como a Equipos de Orientación escolar.