Logo Dulce Nombre de María

Debido a que en el Trastorno de Conducta hay múltiples factores determinantes, la intervención terapéutica combinará e integrará intervenciones dirigidas tanto al usuario y a la familia, como en la comunidad. Los programas de entrenamiento y escuela de padres, la terapia multisistémica, el entrenamiento en resolución de problemas, las intervenciones psicopedagógicas, los recursos comunitarios psicoeducativos y el tratamiento farmacológico, forman parte de la metodología que utilizaremos para diseñar los planes terapéuticos de cada caso.

Cada usuario contará con un Plan Terapéutico Individualizado de acuerdo a sus necesidades e intereses, estructurando su intervención psicosocial en un programa global e integrador (menor-familia-comunidad). De manera que se trata de una intervención interdisciplinar en la que se vinculan los aprendizajes específicos de cada uno de los programas con el resto de conocimientos que el menor va adquiriendo en cada uno ellos y que tiene como objetivos principales ayudar al menor a:

  • Comprender las consecuencias sociales de su comportamiento desajustado y planear otras acciones para solucionar el problema.
  • Desarrollar habilidades de interacción social más apropiadas.
  • Aplicar estrategias de autoevaluación.

El proceso de intervención que se establezca en cada caso, combinará:

  • Entrevistas periódicas con el menor y la familia, así como con los agentes sociales implicados.
  • Pruebas estandarizadas de personalidad.
  • Programas de modificación de conducta y de entrenamiento en habilidades sociales, control de impulsos, de desarrollo social y afectivo,…
  • Talleres de intervención psicopedagógica (educación en valores, ocio y tiempo libre, drogodependencia, inserción socio laboral, etc.)
  • Terapias de grupo (menor-menor, familia-familia, familia-menor).
  • Escuela de padres activa.
  • Observación directa en el ámbito familiar.

El proceso de cada menor tendrá un seguimiento continuo a través de reuniones periódicas en las que un equipo multidisciplinar formado por profesionales en las áreas de la psicología, la neuropsiquiatría, la pedagogía y del trabajo social evaluará la consecución gradual de los distintos objetivos y la adherencia del menor al programa de intervención.